Yo ♥ la antropologia  
 
  El evolucionismo del siglo XIX: Una perspectiva historica 11-12-2018 14:29 (UTC)
   
 
Antes de considerar los enfoques evolucionistas contemporanmeos haremos una revision de algunos de los rasgos principales de los endayosd evolucionistas del siglo XIX. Existen por lo menos dos buenas razones para hacer este resumen:; primero, porque creemos que las formulaciones de los autores del siglo XIX han sido tratadas en forma despectiva o incorrecta por los antropologos mas recientesy, segundo, porque creemos que por lo menos algunas de las formnulaciones de ese siglo tienen relevancia para las concepciones contemporaneas del desarrollo . Uno de los juicios criticos hechos a los evolucioniusts es que fueron sumamente etnocentricos , que asumían que la Inglkaterra victoriana o su equivalente represetanabe l mayor loigro de la humanidad . Otras acusaciones son que se ocupaban de hacer inexcusables especulaciones de sillon,. que realizaban sus reconstrucciones lógicas con datos cuestionablkes. Y, finalmente,que cometieron la falta de haber postulado un esquema unilineal de desarrollo cultural asociado a la inevitabilidfad del progreso; argumentaron que todas las culturas deben pasar mas o menos por el mismo camino, en una sucesion de etapas, para culmina su marcha hacia las alturas alcanzadas por la Inglaterra victoriana del siugloi XIX. Aunque estas críoticas nmo carecen de justificación , parecen ser exageraciones de los concepotos y de la metodologia de los evolucionistas del siglo xix. Los críticos más recientes a quienes nos referimos parecen no haber concedido el suficiente peso específico a las circunstancias historicas en las que fueron producidos los ensayos evolucionistas. Existen dos aspectos de estas circuntancias que cale la pena hacer noitar; primero , debe señlalarse que los evolucionistas del siglo XIX mluchaban por establñecer un estudio naturalistyas de los fenomenos culturales , lo que tylor llamo la "ciencia de la cultura". La principñal forma en la que ellos trataron de establecer dicha ciencia fue la de desamostrar que la cultura se ha desarrollado de una forma natural, escalón por escalón , tal como lo ha expresado Idus Murphy de forma tan conviencente: Al juzgar a los etnologos victorianos, no debemos olvidar que eran hombres esforzados en borrar la maldicion de Adán de sus antiguos ancestros. Ellos reconocian que el progreso era una creacion humana , lograda por la capacidad del hombre como animal social. Y sobre todo, su contienda por un progreso humano fue un voto de confianza para las especies , en contra de quienes insistian en que si el hombre en evolucion fuese un simio descarriado, hubiera llegado a la imbecilidad. En todas sus pláticas indefinidas sobre el progreso, los antropologos evolucionistas trazaron su camino hacia una visión en la que la logica del desarrollo imponia su propia lógica en el orden de los eventos y que los estadios posteriores presuponían otros estadios más tempranos, in los cuales no podrian existir. Aunque ellos construyeron equivocadamente esta logica,sostuvieron con gran firmeza el principio evolutivo qiue encadena los eventos, lo viejo seguido por lo nuevo(...) Los prnunciamientos decorosos y gramaticales de estos voceros victorianos de la ciencia no deberian oscurecer su profundo partidismo. Elloss estuvieron involucrados en un asunto serio ; su compromiso con el metodo evolutivo hizo surgir de sus tareas anteriores la creacion de lo que tylor llam,o "la ciencia de la cultura". Ellos vieron en lo secular, lo terrenal y lo ordinario, el alivio para el comportamiento humano de la espontaneidadinfundada y la influencia de lo sobrenatural. Su exceso de especulaciones y de logica,encontrando relaciones en donde no las había,tenía como base la conviccion de que las conexiones debían existir si podian ser encontradas. tylor sostuvo que el único antídoto adecuado para los Tylor sostuvo que el único antídoto adecuado para los "impulosos arbitrarios, los caprichos infundados, las extravagancias, el sin sentido y la irresponsabilidad indefinida" era "ver la linea de conexion entre los eventos". El problema de las explicaciones naturales de los hechos culturales frente a los sobrenaturales ya no es tema de la antropología .Los evolucionistas del siglo XIX ganaron esa batalla . Pero a mediados del siglo XX algunas veces olvidamos lo dificil y crucial que fue este conflicto. Los esfuerzos iniciales por establecer una disciplina cientifica de la antropología no fueron estorbados únicamente por el clima de explicaciones sobrenaturales , sino que los evolucionistas del siglo XIX tuvieron que luchar tambien con la gran escacez de materiales empíricos confiables Enfrentados a este problema, intentaron cubrir la deficiencia de su esquema evolutivo con reconstrucciones logicas y frecuentemente imaginativas,enfrascandose en "especulaciones desde el sillón". Por supuesto este tipo de especulaciones constituyen un procedimiento cientifico totalmente aceptable El error que asumieron con frecuencia fue el de asumir que el mundo empirico estaba obligado de algun modo a amoldarse a sus reconstrucciones logicas. En una discusión sobre el evolucionismno de Tylor, GEorge Stocking reflexiona sobre el problema central de Tylor era, en efecto: LEnnar el cueco entre la caverna de Brixham y la civilizacion europea sin introducir la mano de Dios. En este sentido, Tylor estaba sobre todo preocupado -ante la ausencia de datos historicos específicos- en demostrar como se podian convertir uno en otro, en forma estrictamente armonica. ël utilizó el metodo comparativo y la doctrina de la supervivencia para reconstruir la civilización retrospectivamente , a fin de cfrear el movimiento hacvia adelante sin mostrar grandes interrupciones y en los cuales la regulación por las leyes de la naturaleza se manifestaban en una serie de estadios recurrentes y en la regularidad de la razon humana para reaccionar a condiciones ambientales similares. Pero, mas alla de esto, el proceso en terminos especificos ,no era de gran interes para Tylor. Es por ello que los antropologos modernos, cuyos problemas son diferentes y quienes desde hace mucho han dado por supuyesto el pñunto en el que trabajaba Tylor,m han sido mal aconsejados, para buscar en estos autores, una dinamica del "determinismoi tecnologico" o "darwinismo cultural. Por supuesto, se pueden encontrar evidencias para cada punto de vista en el contexto global de la obra de Tylor y de las controversias de su tiempo leyendo pasajes especificos fuera de lugar" La acusación de que los escritores del siglo XIX ssostenian una vision simplista unilineal del desarrollo cultural tambien requiere algunas condieraciones. Es verdad que se pueden interpretar algunas de sus proposiciones como una afirmacion de que todas las sociedades tenian que pasar por los mismos estadios evolutivo. Por otro ladom, se puede encontrar una fuerte evidencia en sus escritor de que no estaban sujetas a esas ingenuas uposiciones unilineales. Eran muy conscientes de la difuson cultural y de la forma en la que esta permite que algunas sociedades "pasen por alto" algunos estadios del desarrollo. Pero se encontraban menos interesados en el desarrollo de culturas especificas in situ que en la evolucion de la "Cultura" vista como un fenomeno global; la cultura concebida como una gran corrientye de tradicion,que viene del pasado y se iumprime en el prsente. Sus estadios se aplican a la hisatoria del hombre y no al desarrollo de sociedades y culturas especificas, tal como observo robert A. NIsbet: Si algunos de los ewvolucionistas clasicos estuviera presente para defenderse, no hubiera existido dificultad alguna. ME propongo aclarar dos hechos importantes: el primero,en defensa y clarificacion de su propio trabajo; y segundo , para mí el mas importante , para contraatacar suiscriticas . Ellos hubiueran podiudo decir,primeramente , que estaban muy conscientes de la inaplicabilidad de las secuencias evolutivas a todas las regiones y poblacones del mundo, y hubieran podido señlalar su conocimiento sobre las diferencias y divergencias en la historia.- LO que hubieran podido afirmar - Comte, Spencer,MOrgan Tylor y otros*- es que no pretendiam hablar sobre pueblos y rgiones concretas; que el único objetivo dem su trabajo,bien o mal, fue el identificar la linea natural del desarrollo primera mente de la civilizacikonm como un todo, de como surge del pasado hasta el presente; y en segundo lugar, del desarrollo de las instituciones generalizadas que en su conjunto forman la sociedad humana. Las criticas basadas sobre las historias concretas de los indios crow, los melanesiso, los europeos modernos y motros pueblos, fueronm, por eso, irrelevantes para el proposito expreso de su trabajo. Por el hehco de que Morgan y Tylor estaban, sobre todo, interesados en reconstruir los estadios por los que la hum,anidad, como un todo, habia pasado para lolegar al presente,m fueron mas o menos indiferentes en probar cuales erabn los mecanismos por los cuales avazanaban de un estadio a otro. Al mismo tiempo , prefirieroin las causas ideologicas a las tecnologicas o determinismos. Esta es otra razón por la que lña literatura antropologica reciente incluye controversias sobre lo que Morgan y Tylor "realmente quisieron decir" Finalmente, la critica de que los evolucionistas del siglo XIX fueron etnocentricos e ingenuamnte optimistas acerca del progreso inevitable del hombre. En primer lugar, se puede ser etnocentrico en muchos sentidos; por ejemplo, eun una extremo, una persona puede ignorar la gran diversidad de formasa culturales y creer que su propia forma de vida no solamente es correcta y adecuada, sino que manifiesta la veraddera nmaturaleza humana. Obviamente , los evolucionistas no fueron etnocwentricos en este sentido. Otra forma de etnocentrismo es cuando una persona asume la supoerioridad moral e intelectual de su prpia culturas sobre todas las demás. Aeste respecto, existe una gran evidencia de que los evolucionistas atribuian este tipoo de superioridad a su propia cultura. Si bien la superioridad moral de una cultura sobre otra es virtualmente imposible de medir la superioridad intelectual (societaria, no individual), como reflejo de una serie de conocimientos acumulados existentes enm una cultura, si tiene cierto grado de mensurabilidad. Este nos permite comparar una sociedad con otra, para evaluar la eficacia con la que cada una de ellas enfrenta al medio ambiente. Mirando atrás en el curso de la evolucion cultural en la forma en que la percibian los estudiosos del siglo XIX, había existido una acumulacionj constante y progresiva de conocimientos que implicaban la existencia de medios cada vez mas eficaces de adaptacion y de control del medio ambiente. Al mirar a su alrededor parecería evidente que, enterminos del conocimiento acumulado y del control mdel medio ambiente, la Inglaterra victoriana reprresentaba nel punto máximo de este desarrollo progresiva. Pero no creyeron - como se les ha acusado- que los logros culturales de la Inglaterra victoriana no podrian ser superados e el futuro. En realidad,tal vision era totalmente incosciente , debida a sus suposiciones sobre la naturaleza acumulativca de la tradicion cultural( por otro lado no descartaron la posibilidad de casos individuales de regresion cultural bajo circunstancias historicas especiales) Para citar nuevamente algo de la excelente discusion de Murphree:

Debido a todo su interes por el progreso, los evolucionistas nunca aprobaron una teoría de progresos "garantizado", "automático" o "nnecesario". Ellos estaban preparados para reconocer la posibilidad de degeneración , a pesar de que pensaban que esta tendría qmayores probabilidades de presentarse entre individuos que entre culturas, en las cuales ocurriría sólo bajo ciertas circunstancias, pero para ellos la presencia de estos casos no invalidaba la tendenciua general hacia el progreso. Para el avance cultural deberían existir siempre una serie de circunstancias ambientales propicias ; así, la conviccion esencial de la escuela evolucionista no fue la de un progreso inveitable y uniforme, sino de que las condiciones para el progreso son indisociables de la naturaleza de la evolución cultural.

Algunos relativistas contemporaneos han atacado las formulaciones evolucionistas señalando las virtudes de las sociedades menos complejas contrastandola con los vidcios u defectos de lñas sociedades industriales modernas. Tales críticas pretenden evitasr la parcialidad de los desarrollistas, pero en realidad, lo que parece que 4estan haciendo es entregharse a un tipo de etnocentrismo contrario al anterior, en el cual las sociedades a las que ellos pertenecen estan denigradas,. y las sociedades simples son vistas con una admiración roussoniana.

Un curioso patron doble parece estar actuando aqui. Cuando los miembros de una tribu x muestan un comportamiento cruel y sádico frente a otros( por ejemplo, los cazadores de cabezas) dicha coinducta no es condenada , sino comprendida: el relativista diría que el modo en que actúan se ajusta a los patrones culturales de esa sociedad. Pero cuando un racista norteño o sureño de nuestra sociedad muestra sus recelos impidiendo la entrada a la escuela de un niño negro , su comportamiento sera condenado por el mismo relativista. Este ultimo comportramiento debe quiza ser condenado, pero lo que parece estar actuando en estos dos casos hipotéticos es un enfoque separado, objetivo, relativista (¿paternalista?) del,a tribu x,. por un lado,y, por el otro, una serie de patrones altamente evaluativos, no relativistas , aplicados a las formas de comportamiento de nuestra sociedad.

REgresando a los evolucionistas del siglo XIX, cualesquiera que hayan sido las deficienciads de su analisis - y nosotros estabamois de acuerdon con las criticas con respecto a que su trabajo muestra serios defectos -,m ellos crearon los fundamentos para una disciplina organizada que no exist´ñia antes. Nos dejaron un legado de por lo menos tres proposiciones que se han una parte integral del pnsamiento antropologico y de la metodología de investigacion : (1) la sentencia de que los fenomenos culturales deben ser estudiados en forma naturalista; (2) la premisa de la "unidad psiquica de la humanidad" en el sentido de que las diferencias culturales entre grupos no se deben a la dotacion psicobiologica , sino a las diferenciasd en experiencia sociocultural; y (3) el uso del metodo comparativo como ustituto de las tecnicas experimentales y del laboratorio de las ciencias fisicas.

 


 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Escribeme
wilmermejiacarrion@gmail.com
  Publicidad
  Entra a mis blogs
http://antropologiaencasa.blogspot.pe/
http://laquebradafragmentada.blogspot.pe/
  Mensaje
La antropología cultural tiene algo interesante que aportar descúbrelo en esta página
hoy tenemos 17 visitantes:)
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=