Yo ♥ la antropologia  
 
  Objetividad y punto de vista de clase en las ciencias sociales 26-05-2018 21:49 (UTC)
   
 
Objetividad y punto de vista de clase en las ciencias sociales.

Por Michel Lowy
sociólogo filósofo marxista franco-brasileño.

 

¿Es posible la objetividad en las ciencias sociales? 'Se trata de una objetividad del mismo tipo de la de las ciencias naturales, tal como lo afirman los positivistas? ¿ No esta la ciencia social necesariamente " comprometida", es decir ligada al punto de vista de la clase social? ¿Como conmciliar ese caracter "partidario" con el conocimiento objetivo de la realidad?

Estas preguntas se encuentran en el centro del debate metodológico en la sociología, la historia, la economía política, la antropología y la epistemología desde hace más de un siglo. Nosotros trataremos de mostrar porqué unicamente el marxismo es capaz de aportar una solución radical y coherente a este problema (aun cuando es necesario reconocer que los textos de los autores marxistas sólo nos ofrecen los primeros elementos en este sentido), solución cuya primera condición de posibilidad es la ruptura epistemológica total con el positivismo.

EL POSITIVISMO

La idea central de la corriente positivista es de una simplicidad evangélica:  en las ciencias sociales, así como en las ciencias de la naturaleza, es necesario desprenderse de los prejuicios y las presuposiciones, separar los juicios de hecho de los juicios de valor, la ciencia de la ideología.  El fin del sociólogo o del historiador debe ser el alcanzar la neutralidad serena, imparcial y objetiva, propia del físico, del químico. del biólogo. dejemos la palabra al "Gran Ancestro", Augusto Comte:

"Entiendo por física social la ciencia que tiene por objeto el estudio de los fenómenos sociales, considerados con el mismo espíritu que los fenómenos astronómicos, físicos, químicos, fisiológicos, es decir sujetos a leyes naturales invariables, cuyo descubrimiento es el fin especial de sus investigaciones" Sin admirar ni madecir los hehcos políticos viendo esencialmente en ellos, como en cualquier otra ciencia a simples sujetos de observación, la física social considera cada fenómeno bajo el doble punto de vista elemental de armonía con los fenómenos coexistentes y su encadenamiento con el estado anterior..."

El positivismo comtiano está fundado en dos premisas esenciales, estrechamente ligadas:

1)  La sociedad puede ser epistemologicamente asimiladas a la naturaleza ( lo que llamaremos " naturalismo positivista") en la vida social reina una armonia natural.
2) La sociedad está regida por leyes naturales , es decir, por leyes invariables, independientes de la voluntad y de la acción humanas.

De estas p´remisas se desprende que el métodos de las ciencias sociales puede y debe ser idéntico al de las ciencias de la naturaleza, que sus procedimientos de investigación deben ser los mismos y, sobre todo, que sus procedimientos de investigación deben ser los mismos y, sobre todo, que su observación debe ser igualmente "neutra", objetiva y destacada de los fenómenos.

Las implicaciones ideologicas conservadoras , reaccionarias y contrarrevolucionarias de esta concepción  son evidentes. Comte cuya no es uno de sus menores méritos, las formula explicitamente: dado que las leyes sociales son leytes naturales, la sociedad no puede ser transformada; en contra de los sueños revolucionarios, utópicos y negativos, el positivismo predica la aceptación pasiva del statu quo social:

"Por su naturaleza (el positivismo) tiende poderosamente a consolidar el orden público, por medio del desarrollo de una prudente resignacion (...). Evidentemente no puede existir una verdadera resignación, es decir, una disposición permanente para soportar con constancia y sin ninguna esperanza de compensaciíon alguna, los males inveitables, si no es como resultado de un profundo sentimiento de las layes invariables que gobiernan todos los diversos géneros de fenómenos naturales. Así pues, tal disposicion corresponde exclusivamente a la filosofia positivista, 

Este pasaje, verdadera joya del naturalismo positivista, uno de los raros momentos en los que el discurso sociológico burgues se manifiesta en toda su pureza , por decirlo así  estado salvaje. Permite comprender mejor el vederdero dignificado de la palabra "positivo" empleada por Comte para distinguir o mejor dicho oponer su docrina a las prligrosas teorías negativas, criticas , destructivas, disolventes, subversivas, en pocas palabras revolucionarias, de la filosofía de la Ilustración, de la revolución francesa y del socialismo.

Más que Comte, Durkheim s será el verdadero guía del pensamiento de la sociologia positivista moderna.  Su naturalismo sociológico es de origen comtiano, tal como lo reconoce explícitamente en Las reglas del método sociológico: La primera regla y la más fundamental es el considerar los hechos sociales  como cosas(...) Comte, es verdad, proclamó que los fenómenos sociales son hechos naturales sometidos a leyes naturales. Con ello reconoció implícitamente su carácter de cosas, pues no hay más que cosas en la naturaleza.
Durkheim recurre muchas veces a los modelos naturalistas para "explicar" los fenómenos sociales, modelos cuyo contenido ideológico es siempre conservador. Por ejemplo, según Durkeim la sociedad, es como el animal,"un sistema de órganos diferentes , cada uno de los cuales cumple una función especial". Ciertos órganos sociales tienen "una situación particular y, si se quiere , privilegiada; situacion, según él, absolutamente, funcional e inevitable: "Ella se debe a la naturaleza  del papel que desempeña y no a alguna causa extraña a sus funciones."
Este privilegio es pues un fenómeno absolutamente normal que se encuentra en todo organismo vivo: " Es así como en el animal la preeminencia  del sistema nervioso sobre los demás sistemas se reduce al derecho, valga la expresión de recibir una alimentación más escogida y de tomar su parte antes que los demás. En otras obras de Durkheim, se confuden la analogía "organicista" y el modelo social- darwinista de la supervivencia de los más aptos" en la "lucha por la vida": " Pues, si nada obstaculiza ni favorece indebidamente a los competidores que se disputan las tareas, es inevitable que las realicen únicamente aquellos que son los más aptos para cada tipo de actividad(...). Se dirá que no siempre hyay suficiente para contentar a los hombres ; que hay algunos cuyos deseos superan siempre las facultades. Es verdad, pero se trata de casos excepcionales, y puede decirse que mórbidos(!sic!)Normalmente , el hombre encuentra la felicidad al realizar su naturaleza; sus necesidades están en relacion con sus medios. Es así que en el organismo casa órgano solamente reclama una cantidad de alimentos en proporción a su dignidad.

Al igual que Comte, Durkeim era consciente del carácter reaccionario de su naturalismo sociológico; lo proclama con un orgullo un tanto ingenuo en el prefacio de Las reglas del método ; " Nuestrto método no tiene , pues nada de revolucionario. (!es lo emnos que se puede decir!, M. Lowy-) En un sentido , incluso es esencialmente conservador ya que considera a los hechos sociales como cosas, cuya naturaleza por flexible y maleable que sea , no es sin embargo modificable a voluntad".
El discurso durkheimiano, ya lo hemos visto, pasa con toda naturalidad de la ley de la selva a las leyes naturales de la sociedad, y de estas a los organismos vivos. Este sorprendente vagabundeo de lña evolución está fundado en una presupsocion metodologica esencial: la homogeneidad epistemologica de los diferentes dominios y, en consecuencia, de las ciencias que los toman por objeto. Presuposición que funda esta exigencia central y decisiva en toda las corrientes positivistas; "Que el sociólogo adopte la disposicion mental de los físicos, químicos y fisólogos, cuando abordan una región todavía inexplorada de su campo científico"
¿Como puede el investigador en ciencias sociales adoptar la disposicion mental del químico si el objeto de su estudio, la sociedad, es tambien objeto de combate político encarnizado donde se enfrentan concepciones del mundo radicalmente opuestas?. La respuesta de Durkheim es de una ingenuidad anodanante, impregnada de una "buena voluntad" positivista:"Asi entendida , la sociología no será ni individualistam ni comunista, ni socialistae, en el sentido que vulgarmente se da a estas palabras, Por principio ignorarpa esas teorías a las cuales no podría reconocer valor científico, ya que tienden directamente, no expresar los hechos, sino reformarlos." En otras palabras : el cosiólogo debe "ignorar " los conflictos  ideológicos, "acallar las pasiones y los prejuicios" y descartar sistemáticamente todas las prenociones".

Durkheim, como buen positivista, cree que los "prejuicios"  y las " prenociones" pueden ser "descartados", como se descarta un par de lentes oscuros para ver más claro. No comprende que esas "prenociones" (es decir, las ideologías) son como el estrabismo y el daltonismo, parte integrante de la mirada, elemento constitutivo del punto de vista. El mismo Durkheim es por otra parte la prueba viva de que la "buena voluntad" y el ardiente deseo de ser objetivo de ninguna manera bastan para acallar "prejuicios" (conservadores y contrarrevolucionarios en su caso).

El positivismo de ningua manera es un fenómeno propio del siglo XIX. Todavía hoy, corrientes manifiestamenbte neo-positivistas ejercen una influencia decisiva , sino hegemonica, en las ciencias sociales universitarias, académicas "oficiales" e institucionalizadas, particularmente en los Estados Unidos. Evidentemente sus formas han cambiado: conductismo y funcionalismo han reemplazado a la vieja metafísica de Auguste Comte, y el modelo cibernético sustituye ventajosamente al irganismo biológico de Durkheim. Pero el principio fundamental sigue siendo el mismo:
 George A. Lundberg, autor de un manual de sociología moderna muy apreciado en los Estados Unidos, no vacila en escribir estas líneas que parecen directamente extraídas del Discurso de filosofía positivia: "Considerando la sociología como una ciencia natural, estudiaremos el comportamiento social humano con el mismo espíritu objetivo con el que un biólogo estudia un nido de abejas, una colonia de termitas, la organización y el funcionamiento de un organismo vivo."

Es preciso agregar que la tesis positivista según la cual la objetividad tendría por condición la separación entre juicios de hecho y juucuis de valor, y la eliminacion voluntaria de "prenociones" ha influenciado en la sociología mucho más alla de los límites de la corriente positivistaen sentido estricto. En especial Max Weber que dificilmente puede ser considerado como un positivista , subraya la especificidad de las "ciencias de la cultura" en relación a las ciencias naturales, sin embargo creía que la ciencia social podía y debía ser "sin presuposición" y "no valorativas". Según Weber, los conceptos de las ciencias sociales no deben ser "espadas para atacar adversarios", sino solamente "rejas de arado para sucar el inmenso campo del pensamiento contemplativo" porque " cada vez que un hombre de ciencia hace intervenir su propio juicio de valor, ya no hay comprensión integral de los hechos, Sin embargo, en ciertos escritos metodológicos  Weber reconoce que, en lo que se refiere a ciencias sociales  los valorres del observador desempeñan cierto papel en la seleccion del objeto de la investigación científica, la determinjación de la problemática y de las cuestiones a plantear. Pero subraya que las respuestas apartadas, la investigacion misma , el trabajo empírico del sabio, deben estar libres de toda  valoración , y sus resultados deben ser aceptables para todos. !Cómo si la elección de las preguntas no impusieran en gran parte las respuestas mismas! Lucien Goldmann subraya acertadamente el caracter contradictorio de la posición de Weber, a medio camino entre el desconocimiento del determinismo social del pensamiento sociológico que caracteriza a los positivistasm y su aceptación integral por los marxistas.: "los elementos escogidos determinan de antemano, desde luego el resultado del estudio. Siendo los valores (...) los de tal o cual clase social, lo que una perspectiva eliminará como no esencial puede ser por el contrario , muy importante en otra(...)
En este punto el pensamiento de Weber resulta insostenible.
El error fundamental del positivismo es pues la incomprensión de la especificidad metodológica de las ciencias sociales en relacion a las ciencias naturales, especificidad cuyas causas principales son:

1) El caracter histórico de los fenómenos sociales, transitorios, perrecederos, suceptibles de ser transformados por la acción de los hombres.
2) La identidad parcial entre el sujeto y el objeto de conocimiento.
3) El hecho de que en los problemas sociales están en juego las miras antagónicas de las diferentes clases sociales.
4) Las implicaciones político-ideológicas de la teoría social:el conocimiento de la verdad puede tener implicaciones en la lucha de clases.

 

 


 



 
  Menú
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Escribeme
wilmermejiacarrion@gmail.com
  Publicidad
  Entra a mis blogs
http://antropologiaencasa.blogspot.pe/
http://laquebradafragmentada.blogspot.pe/
  Mensaje
La antropología cultural tiene algo interesante que aportar descúbrelo en esta página
hoy tenemos 43 visitantes:)
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=